Un tuitero cuenta el indignante motivo de su despido de Zara y las redes se llenan de apoyo hacia él

Trabajar de cara al público no es fácil, y menos cuando te tocan clientes caraduras y sin empatía alguna por tu situación de currante. Con las redes sociales es más fácil compartir y viralizar injusticias perpetradas por personas que no respetan que las personas que les atienden en establecimientos también son personas.

Esto es lo que le pasó a Álvaro (@alvarito793), un ex dependiente de Zara, concretamente el local ubicado en la exclusiva calle madrileña Serrano. No obstante, y por desgracia, su experiencia no se quedó en anécdota, sino en despido improcedente.

El desagradable suceso comenzó cuando, diez minutos antes de la hora del cierre, una señora quiso probarse diez prendas al mismo tiempo, siendo seis el máximo permitido por la tienda.


Pero a la señora no le pareció justa la solución:

El hilo ha generado infinidad de comentarios en apoyo a Álvaro:

¿Qué opinas?

El Ayuntamiento de Madrid ordena precintar y clausurar el chalé de Espinosa de los Monteros (Vox)

Bélgica prohíbe el sacrificio de animales mediante el ritual halal y kosher