Ultimátum: Madrid da una década a las casas de juego para alejarse 100 metros de los colegios

Aunque las redes opinan que es demasiado tiempo

Carlos Sobera publicitando una casa de apuestas.

La Comunidad de Madrid dará una década a los propietarios de los salones de juego y casas de apuesta para que se alejen de los colegios.

La nueva legislación prohíbe la apertura de estos locales a menos de 100 metros de los centros educativos, pero permite a los que ya existen que se mantengan en esa localización durante diez años más.

Según Pedro Rollán, presidente en funciones de la Comunidad de Madrid del Partido Popular, la nueva legislatura es «la mejor manera de garantizar la seguridad jurídica, ante posibles demandas» y ha asegurado que «no se pueden legislar limitando los derechos» que ya tenían adquiridos los titulares de estos negocios.

La Consejería de Economía explica que el plazo se ha decidido así porque es «la vigencia de las licencias». «Han presentado alegaciones, pero no podemos dar la información», ha confirmado tras asegurar que se produjeron reuniones y negociaciones con el sector.

Además de la distancia mínima, la legislación exige que, en el plazo de entre seis y nueve meses, deberán incorporar nuevos controles de acceso para menores y personas que han sido ya registradas como ludópatas. Obliga a que haya al menos una persona encargada de este control en la misma puerta del local todo el tiempo que este permanezca abierto, además de tener que registrar los accesos vía un sistema informático «previamente homologado» conectado a las bases de datos de la Comunidad de Madrid.

Las nuevas exigencias van más allá y prohíben el anuncio en fachadas de imágenes que correspondan a juegos o apuestas para los que no estén autorizados ni promocionar en el exterior «carteles informativos de los mercados, pronósticos ni coeficientes de apuestas».

 

Exigen que se señalice de forma «claramente visible desde el exterior» la prohibición de la entrada a menores, que informe la naturaleza del negocio («salón de juegos», «casa de apuestas») y además tendrán que destacar en un cartel que «la práctica abusiva de juegos y apuestas puede producir ludopatía».

¿Qué opinas?

Begoña Villacís: Cazada con el móvil al volante en un semáforo

Carmena sufre un lapsus en directo y provoca las risas de todos: «¡Ahí sí que revolucionaríamos San Isidro!»