Hasta 50 muertos en una ataque terrorista de ultra derecha en una mezquita de Nueva Zelanda: El terrorista lo retransmitió en directo por Facebook

El atacante, seguidor fiel de Donald Trump, dejó un manifiesto de 74 páginas previo al ataque

Brenton Tarrant, terrorista culpable del atentado supremacista de Nueva Zelanda.

Las autoridades de Nueva Zelanda han confirmado un ataque terrorista supremacista este viernes al mediodía contra dos mezquitas de Christchurch, al sur del país, dejando hasta el momento 50 muertos y decenas de heridos.

El disparador, identificado como Brenton Tarrant, un hombre blanco de 28 años y nacido en Australia, estaba profesionalmente equipado con un casco, gafas y chaqueta militar. Utilizó una escopeta semiautomática y rifle, dejando un rastro de más de 50 disparos entre todas. En la primera mezquita, Al Noor, asesinó a diez personas y en la segunda, Linwood, mató a otras 30.

Tarrant retransmitió en directo cerca de 17 minutos del ataque a través sus cuentas en Facebook y Twitter. Las autoridades mandaron a cerrar sus cuentas y eliminar todo rastro de las grabaciones de las redes, aunque aún quedan rastros de ella repartidas por internet.

En las imágenes, grabadas en primera persona, se puede apreciar cómo el terrorista, con total frialdad, conduce con música en el coche hacia la primera mezquita, aparca, se arma y entra con una inquietante pasividad en la edificación, donde comienza a disparar de forma indiscriminada.

Es posible ver también cómo las armas del supremacista estaban profesionalmente equipadas con flashes cegadores y mirillas militares, además de estar «adornadas» con todo tipo de mensajes racistas como «kebab remover», o nombres varios de comandantes históricos que lucharon contra países islámicos.

Imágenes de la grabación del ataque terrorista supremacista de Nueva Zelanda.

El propio ministro australiano, Scott Morrison, ha tildado los ataques de «atentado terrorista de ultra derecha y extremista». «Es claramente un supremacista blanco que ha planeado esto durante dos años», aseguró un experto en seguridad en la emisora de Radio New Zeland.

El atacante además publicó, previo al ataque, un manifiesto de 74 páginas en una página web donde se describía a sí mismo y se explaya largo y tendido sobre los motivos racistas y xenófobos del ataque. 

«Soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente», dicta en el escrito, agregando que se inspiró en Anders Brivik, quien mató a 77 personas en Noruega en 2011. Se auto califica de seguidor de Donald Trump y lo toma «como símbolo de la identidad blanca renovada y el propósito común».

Hasta el momento, las autoridades han detenido a cuatro personas presuntamente implicadas en el ataque. Ninguna de ellas estaba fichada ni tenían antecedentes, por lo que se encontraban fuera del radar de la Policía.

¿Qué opinas?

La espeluznante pintada hallada en la casa de los niños asesinados de Godella: Creen que los padres padecen «algún tipo de desequilibrio»

Gabriel Rufián arremete en pleno directo contra Colau por quitar el lazo amarillo del Ayuntamiento: «Ya nos tiene acostumbrados»