Hallan el cuerpo sin vida de la exesquiadora madrileña Blanca Fernández Ochoa

Las primeras investigaciones apuntan a que llevaba más de una semana fallecida

Tras un intenso dispositivo de búsqueda que llevaba activo cuatro días con el objetivo de encontrar a la desaparecida exesquiadora Blanca Fernández Ochoa, su cuerpo fue hallado sin vida en la zona del Pico de la Peñota por un sargento de la Guardia Civil, según avanzan fuentes de la investigación.

La zona de la Peñota era la siguiente zona en ser rastreada por los equipos de investigación después de que un vecino informara que se había encontrado con Blanca a finales de agosto y que ésta se dirigía a caminar por esa zona.

La deportista le aseguró al vecino que se dirigía a ese pico, aunque no llevaba mochila, y tras despedirse de él, le dio un beso a la estatua de su hermano Francisco y se santiguó.

Un sargento de la sección canina de la Guardia Civil fuera de servicio y su perro, un pastor alemán, fueron los que encontraron el cadáver. El perro marco el cuerpo y el sargento procedió a informar al equipo de investigación para finalmente confirmar que se encargaba de Blanca.

Los investigadores apuntan a que llevaba más de una semana fallecida por los claros síntomas de descomposición que mostraba el cuerpo, aunque será la autopsia la que determine el momento y las causas de su muerte.

La familia ha reconocido el cuerpo positivamente, quienes han sido atendidos por psicólogos tras los momentos de tensión y angustia vividos.

¿Qué opinas?

Las surrealistas (e ignorantes) declaraciones de Donald Trump ante la fuerte tormenta que sacude EEUU

Una mujer intenta quemar viva a otra tras bañarla en gasolina y robarle el bolso