El secretario general de Vox acusa sin pruebas al Estado de ocultar datos de hombres asesinados y de denuncias falsas

Javier Ortega Smith, secretario general de la formación ultraderechista, marca dos ejes fundamentales en su concepción y pensamiento político. “La defensa de España y la libertad“. “Es un partido para todos los que creen que es mejor una España unidad, contrarios a separatistas, todos los que creen en la libertad de ideología, de pensamiento, de educación, de la libertad patrimonial…”, añade antes de empezar su cruzada contra las mujeres.

El secretario cree, sin base documental o estadística, que derogando la ley de violencia de género los asesinatos machistas se reducirían, a pesar de que los datos son contundentes: más de 1.000 mujeres han sido asesinadas desde el año 2003 a manos de hombres.

Es tan violento cuando un hombre agrede a una mujer como cuando una mujer agrede a un hombre“, responde negando de facto los crímenes machistas. “Lo situamos en el mismo plano, es tan asesinato cuando una mujer lesbiana asesina a su pareja como cuando lo hacen homosexuales”, añade.

Según Vox, los datos que barajan son de un libro que sostiene que hay muchas más denuncias falsas pese a que la Fiscalía constata año tras año que solo representan el 0,01%.

Ortega Smith, insiste, las “feminazis son aquellas que forman parte de grupos totalitarios, las de despachos de abogadas feministas”. “Yo soy feminista, ¿me considera nazi?”, le pregunta Àngels Barceló. Y especifica -sin dato algo-: “Me refiero a las que insultan y agreden, a las que dicen que en caso de duda, la nuca del hombre en el bordillo“.

Desde Vox también niegan la etiqueta de franquistas pero algunos dirigentes no califican al régimen de dictadura. “No hay que desenterrar a los muertos, hay que dejarlos donde están“.

El New York Times advierte a España sobre la ultraderecha: “El fantasma se ha hecho carne”

Abascal detalla las medidas a negociar que exige Vox