“Rufián me guiñó el ojo como si me perdonara la vida. Me sentí muy humillada y despreciada” relata Beztriz Escudero

Beatriz Escudero, diputada del PP, que protagonizó un tenso rifirrafe con Gabriel Rufián, diputado de ERC, en el Congreso, afirma que no se arrepiente de su reacción y cree que se merece que ella le llamara “imbécil” por guiñarle un ojo.

Gabriel Rufián y la vicepresidenta de la Mesa, Beatriz Escudero, protagonizaron ayer un tenso rifirrafe en la comisión de investigación de la financiación irregular del PP. El político catalán le llamó “palmera” y le guiñó un ojo. “No me guiñes el ojo, imbécil”, respondió ella, “¿dónde están las actitudes sexistas y el apoyo de las mujeres?”. Tras estos momentos de tensión, Escudero, indignada, decidió abandonar la sala.

“Pedí amparo a varias mujeres y me dijeron que no las metiera en esos líos”, afirma la diputada.

“Intento no escucharle nunca porque no aporta nada”, responde la diputada cuando le comentan el momento en el que Rufián hace referencia a la “bandera del pollo”.

Escudero culpa a Pedro Quevedo de tolerar estos comportamientos, y de permitir que se traspasen los límites.

“Esto es consecuencia de la tolerancia y permisividad que ha dejado el presidente de la Comisión” sentencia la diputada.

Cargando...

Una mujer muere en Mallorca intentando salvar a sus hijos

El líder de Vox, Santiago Abascal, amenaza a Echenique con expulsarlo por “extranjero”